Nest compra Dropcam ¿Google se mete en nuestra casa?

0 59

117-00

Hace poco nos hacíamos eco de la noticia de la inversión de 3.200 millones de $ de Google para la compra de Nest, cuyo producto estrella (de los dos que tenía en ese momento) es Nest Thermostat, un termostato inteligente que pretende revolucionar el ahorro energético doméstico.

Después de varias semanas de rumores, se acaba de confirmar que el gigante americano, aunque esta vez a través de su filial Nest, compra a la empresa Dropcam por un cifra nada despreciable de 555 millones de dólares. Igual que en el caso de la compra de Nest por Google, sorprende el elevado importe de inversión por una empresa cuyo único producto sea una cámara doméstica con conexión wi-fi: la Dropcam.

¿Qué es la Dropcam?

Pues básicamente la Dropcam es una cámara doméstica y dotada con wi-fi, que permite la visualización en tiempo real a través de internet y dispositivos móviles compatibles con iOS y Android. La cámara envía la información de forma encriptada,  la cual se puede consultar en modo por defecto en modo privado, o si el usuario lo desea, en modo público.

Posee un pequeño altavoz y un micrófono, ambos integrados, y ofrece la posibilidad de grabación en modo nocturno gracias a sus leds infrarrojos. Además, cuenta con sensores de movimiento y sonido, los cuales influyen directamente en el comportamiento y programación de la cámara.

El modelo básico (149 $) tiene un campo de visión de 107 grados y un zoom 4x. En el caso de su modelo más avanzado, la Dropcam Pro (199 $), su campo de visión llega a los 130 grados y su zoom a 8x. Además tiene la posibilidad de conectarse directamente a través de Bluetooth.

¿Para que vale?

Hasta ahora poco o nada nuevo en este producto: una cámara IP con posibilidad de visualización remota. Una de las diferencias con el resto radica en su integración con un servicio de almacenamiento virtual, por el que hay que pagar 10$ o 30 $ al mes el cual te permitirá guardar todo lo grabado por la cámara en los últimos 7 o 30 días. Este servicio cuenta además con las herramientas necesarias para editar las imágenes, con el fin de aprovecharlas para guardar recuerdos o compartirlas con tus amigos.

Nest compra Dropcam: Google se mete en nuestra casa

En un mismo producto, según el uso que le queramos dar, tendremos una cámara de seguridad, una cámara de vigilancia infantil o de mascotas y una herramienta de negocios. Su manejo resulta sencillo y totalmente configurable, gracias a la integración de sus sensores y a la posibilidad de programación en base a diversos parámetros horarios o comportamientos. Como no, también ofrece la comunicación de alertas según nuestras preferencias.

¿Por qué está interesada Nest en Dropcam?

El Nest Thermostat es un termostato cuya principal ventaja respecto al resto del mercado es en su adaptabilidad al entorno y al comportamiento de los ocupantes de la casa. Tiene capacidad de aprender en base a las rutinas de los usuarios y así controlar los dispositivos de calefacción/climatización de modo más eficiente.

El interés de Nest no viene sólo por la posibilidad de tener un producto destinado a la vigilancia de seguridad en nuestras casa, si no por el hecho de disponer de una fuente más de captación de datos, de nuestras costumbres y hábitos. Sin duda, este complemento al Nest Thermostat permitiría disponer de una robusta fuente de información para afinar el uso de los sistemas de climatización con una mayor eficiencia, y por tanto, un mayor ahorro.

Esto cobra sentido teniendo en cuenta el último producto lanzado por Dropcam, las Dropcam tabs, unos sensores inalámbricos de apertura de puertas y ventanas, que además de ofrecer el servicio de alertas, podrían integrarse perfectamente en la programación del Nest Thermostat.

Nest compra Dropcam: Google se mete en nuestra casa

La controversia

Igual que en nuestro anterior artículo sobre Nest, el “lado oscuro” de todo esto es la cantidad de información que estaríamos facilitando a terceros. No hablamos de nuestros gustos o aficiones, hablamos de nuestros comportamientos, de nuestras rutinas diarias y horarios, los 365 días del año. Ante el desconcierto, desde el primer momento Nest ya ha dejado claro que toda esta información será privada, ni siquiera se compartirá con Google.

Por ahora, algunos de los antiguos clientes de Nest, ya han comenzado a devolver sus termostatos desde que Google ha entrado en juego.

Fuente | Reuters

Imágenes | Imagen 1, Imagen 2, Imagen 3

 

Etiquetado con: , , ,
Watt
Watt

View all contributions by Watt

Artículos Similares

Escribe un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies